21 DIAS

21 DÍAS DE MINIDESAFÍO PARA RESPIRAR DE NUEVO

Mi familia y amigos más cercanos saben, o por lo menos notan, que estas fechas son siempre apáticas para mi y que me contagian su sentimiento. Ésto sumado al estrés diario que vengo arrastrando, el malestar físico, el vaivén mental psicodepresivo, o como queráis llamarlo, que me azota cuando quiere desde hace unos años, el miedo a quedarme quieta, qué digo miedo, pánico, pánico a no estar haciendo lo que me gusta, a la comodidad, a la vagancia…Todas estas cosas me hacen caer en una espiral de depresión constante.

La semana pasada fue especialmente mala y ésta tampoco se presentaba con muy bien pie, sin embargo (valga la ironía) gracias a uno de los vicios (Facebook) de los cuales me voy a quitar con este experimento, un soplo de aire fresco me ha sacudido la melena de mano de Valen y su fantástico nuevo blog viajero Puentes en el Aire , quien también se ha unido al reto, y por supuesto, de la idea original de Caminomundos, con la cual me siento más que identificada por la descripción que da ella del por qué de su reto.

Basándome en los puntos de Valen he elaborado mi propio reto, ya que a través del suyo he podido comprobar que comparto bastantes “problemas” y aficiones con ella. Sólo espero que de verdad me ayude a salir de este charco y a aclararme un poco las ideas, o por lo menos a poder disfrutar de 21 días de forma diferente. Ahí van.

 

  1.  Leer todos los días:

 

Me encanta leer, sin embargo tengo un problema y es que soy de leer mientras viajo (tren, metro, bus) y precisamente mi rutina de trabajo actual me impide hacerlo, ya que los días que no vaya en bicicleta y coja el bus, para cuando quiera abrir el libro ya me tengo que bajar…Por eso quiero obligarme a leer en casa antes de dormir (y terminar de una vez los 8 libros, si, 8, que tengo a medias), así además igual atajo el problema de mi insomnio.  Ah, y sobre todo poesía, para obviamente escribir más poesía que es lo único que se escribir con algo de gracia (os agradecería de sobremanera que pudiéseis recomendarme algún autor poco conocido).

_MG_7701.jpg

 

2. Practicar con la guitarra y el whistle media hora cada día (a días intercalados)

 

A falta de Ukelele (el cual me encantaría aprender a tocar algún día) como Valen, me quedo con la guitarra que es lo mio. Los domingos en el local no son suficiente y aunque esta semana le he estado dando mucho con motivo de un pequeño acústico que daba el sábado no quiero que acabe ahí la cosa. Llevo muchos años “tocando” la guitarra y lo digo entre comillas porque he pasado más años tocandola fisicamente que musicalmente, también porque soy muy cabra loca y no me conformo, quiero cantar, tocar el whistle, el bohdram, el violín…y todo a la vez no se puede. Soy de esas personas que saben un poco de millones de cosas y creo que va siendo hora de cambiar un poco eso. Respecto al whistle, qué queréis que os diga, me viene de “familia” como yo digo y ese pedacito de Irlanda que llevo siempre conmigo, aunque me defiendo minimamente, y esto os lo puede corroborar el majísimo señor alemán del Biergarten perdido en el bosque de Passau, no lo toco todo lo bien que podría, asi que como métodos de aprendizaje no me faltan, me voy a poner a ello para al menos poder darle algún codazo a Andrea Corr.

 

_MG_7700.jpg

 

También soy consciente de que ahora mismo estoy dedicando casi todo mi tiempo al trabajo para que puedan contratarme lo antes posible y me queda poco tiempo aprovechable al día para hacer las cosas que voy a proponer aquí, por eso lo de los días intercalados.

 

3. Ponerme en serio con el inglés

 

Y no, no voy a copiar la descripción de Valen pero podría ser la misma perfectamente. Con ésto también tengo un problema y es que me encanta aprender idiomas pero siempre me quedo a medio camino (o casi en la puerta), lo he intentado con el francés desde pequeña en el colegio, con el japonés, con el finés, con el sueco…de éste último estoy a punto de abrir un videoblog para crear una comunidad de gente que quiera aprenderlo conmigo a la vez y así automotivarme un poquito más.

Con el inglés me pasa exactamente lo mismo que a Valen, entiendo prácticamente todo y se defenderme pero me cuesta hablarlo y se de sobra que es por falta de práctica (la semana entera que pasé en Irlanda hace un par de años sola me ayudó a soltarme y volví a tope pero no hace falta que os diga dónde quedó eso ya). Veo absurdo ponerme a hacer ejercicios de cuadernillo, ya que me paso el día escuchándo música en inglés (tanto que ya me cuesta hasta pronunciar algunas cosas del castellano) y viendo series en v.o. asi que lo que necesito es hablar, HABLAR, ¡HABLAR! Cosa a la cual no estoy muy dada ni siquiera en mi idioma, me considero, para bien y para mal, una persona bastante reservada, que no antipática como muchos suelen pensar😥 Curiosamente hace no mucho vi que los jueves hacían en una cafetería relativamente cercana a mi casa intercambio de idiomas asi que ya tardo en ir a preguntar y a empezar a ir, así aprovecho a conocer gente nueva que también me viene haciendo falta.

 

4. Hacer más (o simplemente hacer) ejercicio cada día

 

Desde el verano arrastro un malestar físico importante derivado de muchos problemas de espalda no resueltos desde pequeña, mi día a día, vaya, pero que gracias al estrés ha empeorado como nunca.

Hace una semana decidí dar el paso y apuntarme a la piscina que me pilla de paso al trabajo, para pasarme  los días que salga pronto y hacerme unos largos, pero la falta de bañador y exceso de virus en mi cuerpo me han impedido ir todavía. Como me conozco y se que cuando acojo a inquilinos virales en mi cuerpo tardan mucho en irse, no hay excusa para quedarme de brazos cruzados, asi que todos los días me levantaré temprano para hacer una rutina de ejercicios de mínimo 30 minutos o algo de yoga que me ayude con estos dolores de espalda (y los dolores mentales).

 

5. Expresar con todo lo que caiga en mis manos

 

Mi madre es pintora, o al menos en los pocos ratos libres que tiene, asi que una mínima pizca de su talento he tenido que heredar pero no lo desarrollo. Hace unos años me pasaba el día dibujando, siempre llevaba encima el bloc y en los trayectos largos dibujaba los asientos vacíos de los trenes o los reflejos de mil rostros en las ventanas, también había días en los que metía literalmente la mano entera en los botes de pintura y dejaba mi mente volar. Era toda una terapia y cuanto más tenía guardado dentro, mejores cosas salían entre líneas y colores y acababan saliendo cosas así:

_MG_7699.jpg

Hace cosa de un año, cambié a un amigo unos soportes de altavoces por su mesa de luz para dibujar, ya que por aquel entonces quería experimentar con la animación clásica, me acabó faltando tiempo. Hace unos meses, inspirada por uno de los animes que más sonrisas me ha sacado, me compré una plumilla, tinta y un par de papeles para cómic dispuesta a entintar algunas viñetas que se pasaban por mi cabeza, e igualmente ahí están sin estrenar…Se acabó, he vuelto a meter en mi bolso mi pequeña libreta de poemas y dibujos y me obligaré a que a abrirlo al menos una vez cada día.

También me encanta la artesanía, me lo pasé bomba en Irlanda en la masterclass de Cerámica que organizó Fundesarte, la cual fui a grabar y sin embargo acabé con las manos más llenas de barro que sujetando la cámara, tanto fue así que me dieron dos diplomas, el de cámara y el de ceramista…

_MG_7696

En mi casa desgraciadamente no tengo un horno para poder cocer piezas de porcelana pero si que tengo un montón de fimo endureciéndose. Estas Navidades me he propuesto hacer todos los regalos yo misma asi que no necesito más excusas para darle forma.

 

6. Hej då (bye) redes sociales

 

No tan radicalmente pero si limitarlas mucho. Tampoco es que las use a todas horas, tengo un Instagram al que subo alguna foto bonita cada dos semanas o más, un twitter en el que solo comparto y busco información cuando pasa algo relevante o escribo versos y chorradas cuando se me va mucho la pinza puntualmente y un Facebook en el que cada día publico menos cosas, sin embargo, no hay día que no me meta a mirarlo y se ha convertido en una rutina enfermiza, tanto como que es lo primero que hago nada más apagar la alarma del despertador y no me da la gana.

Por otro lado tengo los chats tipo Whatsapp y el Messenger de Facebook, que llevo mucho tiempo queriendo deshacerme de ellos porque no me provocan más que estar nerviosa, estresarme más y producirme una sensanción de necesidad por mirarlo todo el tiempo, pero siempre hay una causa mayor del tipo una persona con la que NECESITO hablar por alguna causa importante y urgente y no tengo otro medio más rápido. Como ya me he dado cuenta de que siempre va a haber algo o alguien que me impida desisntalarlas del movil, directamente van a estar silenciadas al menos 2 días a la semana, asi que lo siento mucho pero quien necesite algo con urgencia que me llame directamente.

Así pues a modo resumen:

  • Nada de mirar Facebook nada más despertarse
  • Quitar todas las redes sociales de la barra de marcadores
  • Desinstalar Twitter y messenger de Facebook del movil
  • Al llegar a casa no usar ninguna red social más de una hora

 

7. Sacar una foto al día

 

Si, aunque no sea el paisaje más bonito del mundo (reconozco que “la cueva” donde trabajo no es de lo más acojedor), estoy totalmente de acuerdo con Valen, la inspiradora principal de todo esto, con que se trata de hacer trabajar y enseñar al ojo fotográfico y buscar en la cotidianidad, por lo que subiré a Instagram la foto de cada día con el hashtag que ella misma ha propuesto #minidesafio21

_MG_7698.jpg

¡Y a ver qué va saliendo!

 

8. ¡Culturizarme más!

 

Desde ir a una exposición de pintura hasta ir al concierto del pub de la esquina, al teatro (qué bien lo pasé cuando estuve a la técnica en La Escalera de Jacob de la Latina), a oir y a participar en un recital de poesía, todo vale. Y es que han abierto hace unas semanas un centro de exposiciones casi al lado de mi casa por el que paso en frente todos los días y aún no he entrado, un buen amigo me descubrió un grupo de poesía donde vivo y aún no he ido a verles…Hace mucho tiempo que no me meto en un museo, hace mucho que no voy a un concierto de algún grupo que no conozca nadie, hace mucho que…y creo que además influenciada por mi círculo de amistades más cercano, que a parte de no ser muy grande no son muy de salir de casa, o al menos hay siempre que arrastrarles y al final son ellos los que me arrastran a mi a no salir. Pues también se acabó, a partir de ahora me acompaña mi mochila y mi cámara y quien quiera venirse que se venga pero ahí a fuera hay demasiadas cosas esperando a ser descubiertas y yo no puedo esperar más.

Ahora mismo veo todo esto y me entra un agobio descomunal pero se que es algo que necesito hacer y que me va a ayudar a al menos olvidarme de este miedo irracional que me oscurece los días. Creo que 21 días se quedarán escasos, probablemente lo acabe ampliando o puede que se me vayan ocurriendo nuevas metas según vaya saliendo de mi aturdimiento emocional.

Gracias Valen por la idea, gracias a Maga de Caminomundos por darle la idea a Valen y gracias a la Cristina de dentro de 21 días que será alguien mucho mejor.

3 comentarios en “21 DÍAS DE MINIDESAFÍO PARA RESPIRAR DE NUEVO

  1. Me encanta Cris!!

    Te digo de corazón que me emociona mucho ver cómo está cadena se alarga poco a poco. Veo que tenemos muchas cosas en común, y es una sensación muy cálida esa, al menos para sentirse menos loca jaja.

    Llevo una semana con el minidesafío y de momento lo que estoy observando es cómo aunque algunas cosas no las puedo cumplir a rajatabla, sólo la intención de poner un cambio en mi vida me está ayudando a crear nuevos hábitos, a identificar qué está fallando, y como resultado estoy cambiando otras cosas… ¡Mola muchísimo!

    Te deseo mucha mucha suerte, sea como sea, estoy segura de que vas a sacar cosas muy positivas de esto, y por cierto, no me importaría apuntarme a lo de culturizarnos🙂

    Un abrazo grande Cris! Y por cierto, me encanta el cuadro.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Mil gracias Valen!

      Me alegra saber que las locas no estamos solas jajajaja y me encanta conocer tus primeras impresiones, no poder cumplir con todo era mi mayor temor, pero ya solo el proponérselo es un paso y poco a poco como bien has dicho. Este primer día se me está haciendo un poco costoso pero a ver en cuanto salga del trabajo y llegue a casa si puedo hacer aunque sea un par de puntos de lo que he puesto…

      Mucha suerte también para ti😀 y respecto a culturizarnos te avisaré cuando surja alguna cosa guay, para este finde posiblemente tenga cositas musicales que proponeros🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s