into_the_wild_by_dudums-d62idzb

Poemas

Si la vida me insta a escribir en verso, escribiré de nuevo sobre el papel convexo de mi alma. He rechazado desde aquel entonces mostrar las letras que se esconden en el recoveco de la prosa de historias inventadas, de sueños de ser algo que aquí no me dejan ver, de despertar de un sueño entonando la frase «¡Papá, quiero ser poema (que no poeta)!», no encontrar cena en la mesa y antes de terminar, manchar un papel con palabras que hablen sobre el fondo del cristal y cerrar los ojos antes de dormirme, soñar ser algo que aquí no me dejan ser, siempre acompañada por mi vaso de té.

Hay días y días

Hay días en los que recuerdo un futuro y espero un pasado.

Hoja de té

Hoja de té,
te rozo, me encojo, te trago.
Hoja de té,
liviana por mi garganta.
Hoja de té,
son las notas de una canción desesperada, dormida,
dejada en reposo en un vaso vacío.
Hoja de té,
son horas de insomnio, de soledad sola
de náufrago perdido.
Hoja de té,
roja, verde, lila de arcoiris oscuro
que reposa en un frasco de lágrima aguada.
Son solo ganas de ser
un hilo que cuelga sobre el cristal
de trescientos sesenta y mojar
con simple atadura las hojas de té
que dejan tras la lluvia el extracto de mi locura.
Y una vez más
te rozo, me encojo y te trago, hoja de té.

Canción del mar

Ahoga la lágrima
que dejó caer,
ahoga la verdad.

Ese extraño lugar
donde muere el dolor
y se desgarra…

Si sopla el viento en contra
y dejan de mecerte las olas,
no pienses más, sueña,
te arropará el lamento del mar
allá donde vayas.

Donde se remontan
los viejos relatos,
donde se guardan…

Mas ahora muere en mis brazos
todo deseo de libertad,
encoge mi alma.

Donde el frío es puro hielo,
donde nací y donde muero,
donde entona el viento,
allí, donde aún espero…

Mira el horizonte,
la costa al nacer,
mira para ver…

Donde vuelan las aves
arriarán mis velas,
donde todo es creer, ¡es poder!

Ese extraño lugar
donde muere la avaricia
y se derrama, se desarma…

Si giras antes el timón,
tornas el rumbo hacia la nada…
no esperes más, vuela,
te arropará el lamento del mar
allá donde vayas.

Donde aniquila al tiempo
el aire que se respira,
donde acaba tu desdicha,
en ese lugar…
donde el humo es viento,
allí espero, mi libertad.

Toss The Feathers, sonando.

Anoche dormí en el ascensor

Anoche dormí en el ascensor,
aunque no lo creas
entre luces de neon
vi morir las estrellas.

Anche dormí en el ascensor,
sin luces de velas
abriendo y cerrando el portón
decidi salir por la escalera.

Y es que es tan dificil ver
por unos ojos que no mientan
por una mente corrompida
por dictados de un loco corazón…

He llegado hasta aqui pensé
entre faros desconocidos
he salido con un solo botón
¡¿taxis de saturno han venido?!
y aqui desperte del suplicio…

¿¿Suplicio?? ¿suplicio es acaso
mirar lo real con ojos de sueño?
¿¿suplicio es acaso mentir
a una cucaracha coja??
anoche dormí, dormí
como nunca había dormido…

Anoche dormí en el ascensor
en el ascensor de mi demencia
subí hacia lo mas alto y caí de cabeza
al despertar y al abrir la puerta decirle al vecino:
¿¿¡¿¿Anoche dormí en el ascensor??!??

Versos perdidos

Enjuago estos versos perdidos
buscando una rima constante
sin darme cuenta que sigo
los pasos perdidos de Dante.

Busco un ritmo seguido
mezclando historias pedantes
de algo que nunca he sido,
que no seré cuando acabe.

Este camino he escogido,
escribir más que extrañarte,
pues ya no se ni lo que escribo
mientras espero esta tinta secarse.

Voy dejando en el olvido
todo cuanto me contaste,
pues la inspiración que un día vino,
hoy comienza a marcharse.

 Qué nos pasó…

Estoy aquí, esperando una respuesta,
como el que en la estación espera sin subirse a ningún tren.
Sé que es así, no puedo cambiar el mundo
ni borrar todo lo oscuro grabado en la pared.

Cuéntame qué nos pasó, nos han cambiado el corazón.
Solo es tiempo, que viene, que corre y se va ya muy lejos,
tiempo, que pasa y se para cuando nos hacemos viejos.

Se pasan las horas, las luces se apagan y solo es cuestión de tiempo…
que no volverá por ti.

Puede que se consuma la luz por la ventana al trasluz y las cortinas bajadas.
Sigo sin ver qué quieres decir con tantas cosas que perdí y que no volverán mañana.

Cuéntame qué nos pasó, nos han quitado la razón.

 Un suspiro

Uno más qué más da…
Mis poemas han sido dedicados a los cielos mientras mi mirada y mi cabeza se alborotaban con los vientos de la vida, y hoy, ya harta de tener que mirar una vez más al ocaso y de buscar sonrisas en la luna, por fin miraré al suelo que me toque andar para no tropezar con guijarros que me hagan caer de bruces contra la neblina de la estupidez.
¿Dónde está tu mano ahora que no puede alcanzar a regocijar mi cara?

No…no quiero detener mi caminar, solo quiero errar, ser libre y poder volar de aquí a allá con el viento, y poder jugar así, enredada en tu melena, como el aire juega con las flores, meciéndolas de aquí para allá, y poder recordar como es reír para dejar de llorar y poder existir…

Entonces, en un mundo onírico donde la lírica de estos versos que escribo no tenga fin… ¿Y qué si no puedo dejar de querer? Solo soy una marioneta de papel atada a mi propia mano, pudiendo así echarme las culpas de todo lo acaecido…

¿Será por eso que siempre escribo tan tristes versos? Mas quizás sea ese el motivo por el que ahora puedo oír a la mar cantar, pagar su furia contra la arena y destrozar las rocas que modela el viento…y ese choque de espuma y agua, el amedrentador estruendo que hoy resuena en mi alma y el estridente chirriar de mis uñas contra el suelo buscando avanzar sin piernas…las cuales están rotas, y rotas no me duelen.

Es la imagen del día en que el ocaso de a la luna su sombra ante el rojizo amanecer de su locura…de mi maldita locura…por si no lo sabíais…

Premgeet

Camina el viento tras las hojas
mimando las sombras que recogen la luz,
semillas del tiempo que desfloran las horas
mientras grita la luna al traslúz.

Auta luonto.

Naturaleza tardía ,
recoge la tierra desamparada…
una mirada que se esconde tras la lucha
en su afán de ser rescatada.

Auta luonto.

Ahora Cronos ha parado el viento
Gea lagrimea la última escarcha
y con el corazón en negro
expiró al aliento del mañana.

14 years

Di cómo puedo decir lo que siento, ya no siento.
No quiero hacerte sufrir, no miento, es cierto.
Dime cómo preguntar,
dime cómo debo contestar
para que no te sientas mal.Di cómo lo puedo hacer, recuerdos que pienso
No quiero volverte a ver y cada día, sin querer, te encuentro.
Dime cómo escuchar,
como debo contestar
para que no te sientas mal.Venga, dilo, y quédate tranquilo.
Tarde, muy tarde, ya casi ni respiro.
Dime lo que debo hacer,
lo que tú quieras habrá de ser,
ya has cortado mi camino,
mi emoción ya se ha perdido
y ahora el jefe es usted.Di cómo puedo ir, espero en silencio.
No quiero estar lejos de aquí, lejos, no son celos.
Dime cuánto hay que cobrar,
cómo debo aceptar,
para que no te sientas mal.¿Cómo esperabas que lo recibiese?, no pienso, no entiendo.
No quiero volverte a ver y cada día, sin querer, te encuentro.
Dime, dime cuanto has de engañar para que no me sienta mal.

Cumplidos

Cumplo con mi oficio
sin quitarme el sombrero,
no espero beneficio,
solo yerro, vago, existo.

Cumplo con la estela
que deja tras su sonrisa
tras la larga espera,
una rosa, guitarra, velas…y el destino.
Y no espero llenar mis bolsillos, mi alma es errante y viajera
si mi vida cuelga de un hilo…
Cumplo el cometido que manda mi señor
escribo parajes bélicos, bosques y cuentos
mientras entono una canción.

Cumplo con la rutina
que marca en mi chaqueta el reloj
me emborracho de amor noche y día
y marcho al mundo de sueños y mentiras
con un suspiro en el corazón.

¿Qué es?

¿Qué es y no ves
y sin quererlo deja de ser?
¿Lo dijo? ¡lo dijo!
mas no sin sentido…
¡es cierto! ¿lo has visto?
tan solo un tramo leído…
¿Y qué has sentido?
¡al destino!
¡por mi vida juro no es Cristo!
es más, ¡no hay par
de mejores sueños escritos!
Y es verdad, tan real
tan pequeño…¡Discrepo!
es mentira, es volar
es un sueño…¡polvo al viento!
Coge tinta y echa a andar
vuela lejos y ligero.
Escoge vida, muerte atrás
¡Es poesía, que no verso!

 ¿Qué es poesía?

Ahora me toca a mi
describir lo que en este mundo hago
como tantos poetas cuentan alguna vez,
¿Qué es la poesía que relato?
Son palabras, nadie lo duda,
palabras llenas de amargura,
delirio, tormentos.
Son las añoranzas que en este mundo espero,
es amor, dulzura, recuerdos.
Son las palabras que nunca te cuento,
son las letras de cada una con un sentimiento
desgarrado de mi alma
que día a día experimento.
La poesía es el poeta
que entre versos su vida deja
contada entre líneas sujetas
por su simple sentido.
Mas si es cierto
que cada poeta ostenta su soneto,
que cada alma cual distinta
a su manera sus versos recita
acoplados a cada uno de sus sueños.
Tinta con mis manos manchada,
tinta con mi corazón proscrita,
lo que amo y lo que odio,
¿ya sabes lo que es poesía?
No me hace falta papel,
no necesito pluma alguna,
tan solo necesito caminar
por estas calles de amargura.
Tan solo necesito un instante,
tan solo tu atrabiliario rostro,
decir que tú eres mi verso,
decir que mi verso lo es todo.

 Ya no…

Hoy día cuajan mi sangre,
ya no hay quien amargue
un desquiciado corazón.
¿Qué es eso de razón?
si ya no hay quien enjuague
los posos de esta canción.
Vida, triste condenación,
ya no hay quien desate
mis alas curtidas de amor.
Bajo sábanas fuego tentador,
ya no hay quien destape
palabras cálidas del corazón.
Mi droga, sentimiento consumidor,
ya no hay quien acabe
con esta espezanza de amor.
El tiempo parado y no sale el sol,
ya no hay quien escape
de su jaula de dolor.
No digas palabra, no hables, ya no,
que ya no hay quien derrame
miel entre palabras,
ni siquiera yo.

 Tan hondo

La misma pregunta día tras día,
la misma agonía que mueve mi vida,
la misma disputa…
Los mismos sentidos callados, dormidos,
mi pensamiento dejado y perdido.
Ya nadie escucha…
Te miro, callado suspiro
ahogado en este mar tan hondo.
Estío, mi corazón dormido
en este agujero sin fondo.
Ya nada tiene sentido,
ya todo lo que diga es poco,
el mismo dolor que respira mi cuerpo
lo trajo el viento que se lo llevó todo.
El mismo camino, acortado, encogido
por las palabras de mi garganta,
el mismo que escojo…
Respiro este aire podrido
aún soñando bajo este cielo tan roto.
Navío, mi corazón hundido,
olvidado bajo este charco de lodo.

Noches de invierno

Frias noches de invierno volverán y las lágrimas sobre mi pecho, El horizonte se nubla por momentos. No hay caminos para mi. La lluvia cala hasta los huesos de aquello que nunca fui que se quedo solo en recuerdos de aquello que un dia perdí. Y ya no hay palabras que definan los versos que escribo para ti. No saldra hoy sol que alumbre mi reflejo bajo este cielo gris. Frías noches de invierno volverán y sobre mi caerá su peso. Me atormentan los recuerdos desde que ya no estas aquí. Ya solo me queda escribir, de mi tintero saldrá el reclamo del amor que tristemente se acaba del amor que rompiste en tu mano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s